Continúa la migración a software libre y formatos abiertos en la UCR

Más de diez unidades académicas han concluido su proceso de migración a software libre o formatos abiertos en lo que va del año.

Han sido muchas las unidades académicas en la Universidad de Costa Rica que terminaron (y que están por finalizar) su proceso de migración a software libre y formatos abiertos en el área ofimática. En los primeros meses, el equipo de soporte del Centro de Informática, aceleró el acompañamiento con algunas unidades para que éstas concluyeran con esta labor.

Al mes de Junio de este 2017, se contabilizan más de 50 unidades utilizando herramientas libres en toda la institución. Durante este año se han certificado las siguientes unidades:

  • Recinto de Paraíso
  • Oficina de Suministros
  • Escuela de Nutrición
  • Oficina de Orientación
  • Ciencias Sociales: Decanato, Laboratorio de Computación, Biblioteca Eugenio Fonseca Tortós, Unidad de Audiovisuales y Revista Reflexiones.

Existen casos como el CIICLA, que aún no se ha certificado pero ya completó debidamente las etapas del proceso. Algunas unidades en la Facultad de Ingeniería también estarían muy cerca de concluir, mientras tanto, la Facultad de Letras y el CICANUM se encuentran en pleno proceso para finalizar la migración.

El equipo de soporte para la migración está planteando una serie de capacitaciones para reforzar el aprendizaje de las herramientas ofimáticas como LibreOffice; basados en las experiencias de las unidades académicas y administrativas que ya superaron su etapa de pruebas con las herramientas y formatos abiertos. Además se continua con la labor acelerada de acompañamiento para que las unidades en periodo de pruebas puedan alcanzar la conclusión del proceso de migración.

Por otra parte, superada la migración en el área ofimática y como parte de los objetivos de este cambio tecnológico, se pretende brindar educación continua a la comunidad universitaria en el uso y aprovechamiento de los diferentes recursos que ofrece el software libre, ya sea para una aplicación en específico o para el desarrollo de nuevas posibilidades a partir de los códigos abiertos.

La utilización de formatos abiertos y herramientas de código abierto, permiten la preservación de la información digital que produce la universidad, así como el fomento de la investigación tecnológica desde diferentes áreas del conocimiento.